SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS EN CASA

Más de las tres cuartas partes de las muertes por incendio ocurren en incendios en las casas. Muchas de estas muertes y daños pueden prevenirse. Desalojar inmediatamente una casa que se está incendiando, debería ser su mayor prioridad.

Planeación de un escape:

  • Planee el escape de todos. Se debe tener una ruta de escape sustituta, en caso de que la primera ruta esté bloqueada por el fuego.
  • Asegúrese de que todos en su casa sepan cómo manejar las aldabas de las puertas, escaleras de las ventanas y seguros.
  • Cuando utilice barras en las ventanas, asegúrese de que todos en la casa, incluyendo los niños, pueden retirarlas desde dentro.
  • Mantenga las puertas de los dormitorios cerradas en la noche. Esto retarda el incendio y mantiene fuera los gases peligrosos y el humo.
  • Si usted se despierta en medio de un incendio:
  • Ruede de su cama, no se levante.
  • Arrástrese hasta la puerta. Revise si la puerta está caliente.
  • Si la puerta no está caliente, ábrala lentamente, utilizando su primer plan de escape. Permanezca cerca del suelo.
  • Si la puerta está caliente al tacto, NO la abra.
  • Si está atrapado y no puede salir, enrolle toallas, sábanas, etc., alrededor de la puerta, para mantener los gases dañinos afuera.
  • Si es posible, llame a un número local de emergencia. Dígales su dirección y en qué lugar de la casa se encuentra.
  • Cuelgue una toalla o sábana blanca en la ventana, como señal de auxilio.
  • Salida de un apartamento:
  • Familiarícese con las escaleras y las salidas en caso de incendio.
  • NO utilice los ascensores como parte de su plan de escape.
  • Asegúrese de tener un detector de humo en funcionamiento y cambie las baterías por lo menos una vez al año.
  • Dibuje un plano de la evacuación. Asegúrese de que los niños entienden el plano.
  • Escoja un lugar de encuentro afuera. Una vez fuera, permanezca allí.
  • Cada niño debe saber cómo marcar a emergencias
  • Practique el plan de evacuación con todos los miembros de su familia, por lo menos dos veces al año.

Detección temprana y ensayo:

  • Los detectores de humo deben estar en cada cuarto, cocina y corredor.
  • Revise los detectores de humo cada mes.
  • Reemplace las baterías por lo menos una vez al año.
  • Practique su plan de escape por lo menos dos veces al año.
  • Asegúrese de que los niños sepan cómo es la apariencia de un bombero cuando viste su equipo.
  • Póngase en contacto con el departamento de bomberos local, para solicitar el material educativo que pueda necesitar.

 

Cada año se pierden muchas vidas en incendios caseros. El mejor modo de que cada miembro de la familia esté seguro, es escapar inmediatamente. Los hogares con niños pequeños o con individuos que tienen problemas físicos o mentales deberían dedicar más tiempo y atención a la planeación de una evacuación de emergencia.