RCP PARA BEBÉS

El soporte básico a la vida se desarrolla en los bebés de forma diferente que en los adultos, porque los bebés son delicados, más propensos a lesiones resultantes de la operación de rescate, sus corazones se encuentran a un nivel más alto dentro del pecho y tienen in pulso más rápido. Las instrucciones presentadas en esta página de seguridad no reemplazan las clases ofrecidas por la Cruz Roja u otra organización en su comunidad. C3 SAFETY recomienda   que es mejor tomar tales cursos y estar certificado en RCP.

Pasos a seguir:

  • Determinar si tiene una víctima. Sacudir al bebé suavemente por los hombros, darle un golpecito con un dedo en la planta del pie, gritar pidiendo ayuda.
  • Abrir las vías respiratorias. Utilizar la maniobra de inclinar la cabeza levantando la barbilla.
  • Colocar los dedos de una mano bajo la barbilla y levantar con cuidado, mientras que al mismo tiempo con la otra mano empujar la cabeza hacia atrás, con una presión suave sobre la frente.
  • Revisar la respiración. Hacer el chequeo de tres vías durante un lapso de tres a cinco segundos. Mirar, escuchar y sentir.
  • Sellar la boca y la nariz del bebé con su boca y ventile cada 1 – 1.5 segundos. Hacer una pausa de un segundo o menos entre cada respiración, permitiendo que el pecho se desinfle.
  • Revisar el pulso branquial durante cinco a diez segundos.
  • C3 SAFETY recuerda nunca revisar la arteria carótida en un bebé. El cuello de un bebé es muy corto y grueso. Es difícil ubicar un buen pulso en ese sitio.
  • El pulso branquial está en la parte interior del brazo, entre el codo y el hombro.

Localizar con el índice y el dedo del medio.

  • Si se tiene un bebé en su familia, revisar la posición del pulso branquial. Saber dónde está, antes de que sea necesario localizarlo.
  • Colocar dos dedos en forma vertical sobre el esternón, a una distancia de un dedo por debajo de una línea imaginaria entre las tetillas.
  • Comenzar las compresiones.
  • Hacer compresiones de 1/2 a 1 pulgada (1.25 a 2.5 cm) de profundidad en tres segundos o menos. Mantener sus dedos sobre el esternón cada vez que empuje hacia arriba.
  • Ventilar una vez. Sus ojos deben estar fijos en el pecho.
  • Completar 10 ciclos de cinco compresiones y una ventilación en cada ciclo, durante

45 segundos o menos.

  • Hacer una llamada de emergencia si es posible. Si alguien llega al lugar, envíelo por ayuda.
  • Importante – C3 SAFETY recomienda que si encuentra un niño inconsciente y no responde y usted determina que hace falta una RCP – haga una ronda de RCP antes de buscar ayuda. Usted no sabe cuánto tiempo ha estado el niño sin aire o sin latidos del corazón.
  • Revisar el pulso branquial durante cinco segundos.
  • Ventilar una vez.
  • Continuar con las compresiones.

Si el bebé resucita durante cualquiera de sus intentos de rescate, dejar de hacer la RCP, pero monitorear el pulso y la respiración mientras se intenta buscar ayuda. Es muy importante conocer la RCP si tiene niños en casa o cerca de usted.