CÓMO USAR UNA MÁSCARA DE GAS

Es muy importante que todo trabajador que tenga que usar una máscara de gas sepa cómo hacerlo correctamente.  La parte más importante es saber cómo colocársela.  Si no se la coloca correctamente servirá de muy poco. En realidad será más el daño que ocasione que el bien. Si se piensa que se la ha colocado correctamente y no es así, se estará expuesto a gases o vapores tóxicos, de los cuales se cree que se está protegido.

Lo primero que hay que hacer, cuando es necesario colocarse una máscara de gas (si se está en un lugar contaminado), es restringir la respiración. Hay que respirar con la parte de arriba de los pulmones en forma corta y superficial.  Si se está cerca de la máscara y se puede dejar de respirar completamente hasta colocársela mucho mejor, pero si hay que caminar una cierta distancia para alcanzarla entonces habrá que respirar, pero como se dijo anteriormente “en forma correcta y superficial y con la parte de arriba  de los pulmones”.

Lo primero que se debe hacer con la máscara si se la ha sacado de su estuche, es verificar que el sello de cánister se encuentre intacto.

Luego hay que tomar la pieza facial de la máscara de gas con ambas manos y colocar los pulgares dentro de las tiras para la cabeza y si se puede, dejar que los otros dedos de las manos queden fuera de las tiras y sobre la pieza facial.

Estirar la máscara a fin de que quede un bolsillo grande para la barbilla. Colocar la barbilla en el lugar correspondiente y tirando hacia arriba poner las tiras sobre la frente y sobre la parte de atrás de la cabeza. Luego tirar de las tiras hasta que queden ajustadas.  Ajustar las tiras de las sienes para que también queden ajustadas.

Una vez que se ha hecho esto hay que probar la pieza facial para asegurarse de que está bien apretada. Para hacer esto hay que colocar las manos sobre la válvula de escape o retroceder el tubo a fin de que cierre  completamente, luego exhalar  el aire que se tiene en los pulmones.  Si la máscara ajusta bien al salir el aire la pieza facial aleteará sobre los bordes de la mejilla, la frente y debajo de la barbilla.

Una vez  que se ha probado el ajuste de la pieza facial es necesario probar la hermeticidad del resto de la máscara. Hay que ver si la juntura entre el tubo y el cánister es hermética y también si la juntura entre el marcador de tiempo (si la máscara tiene uno) y el tubo o cánister  y el tubo, es hermética.

Para hacer esto hay que colocar las manos sobre el agujero de absorción del cánister.  Este se encuentra en el centro de la parte de abajo del cánister, de donde se ha sacado el sello al principio de la demostración. Colocar  la mano sobre este agujero e inhalar fuertemente.

Si todas las conexiones son herméticas la pieza facial se “desplomará” contra la cabeza. Si no sucede esto hay que inspeccionar todas las junturas entre el tubo y el cánister o entre el cánister y el marcador de tiempo.  Estas junturas pueden ser ajustadas  fácilmente con los dedos.

Una vez que se ha hecho esta demostración será conveniente colocarse y ajustarse el estuche para llevar el cánister.

Si la máscara ha sido colocada sobre el usuario en un área no contaminada y hay que entrar a un área contaminada, se tendrá tiempo para ajustar el estuche para llevar el cánister.  Una vez que se ha hecho esto el procedimiento para probar la máscara para ver si está bien ajustada y si no hay pérdidas, es el mismo que el descrito anteriormente.

*Fuente “SUPERVISOR”. publicación del CONSEJO INTERAMERICANO DE SEGURIDAD.