fe-gr--647x290

Pasillos Libres de Materiales

 

Parte de un buen programa de orden y limpieza es mantener las  cosas en orden y esto significa evitar que haya materiales en los pasillos.

La mayoría de los pasillos o lugares de paso están bien marcados. Las líneas indican claramente el ancho del espacio disponible para pasar tanto el material como los trabajadores.

No importa qué es lo que se utiliza para que la producción  continúe – cajas, barriles, tubos de acero, aluminio o madera. Hay un lugar para almacenar cada uno de estos artículos. Ninguno o todos deberán quedar en los pasillos. El único material que puede permitirse que esté en los pasillos es aquel que es necesario para la producción; pero solamente se lo permitirá allí cuando está en movimiento.

La carga y descarga de este material deberá ser hecha, dentro de lo posible, fuera de los pasillos. Estos deberán ser mantenidos libres para el tránsito tanto de materiales como de trabajadores.

Una caja, barril o cualquier otro material que se permita en el pasillo será una indicación de que la norma referente a mantener los pasillos libres de materiales no tiene importancia,  y antes de que no se dé cuenta el lugar se habrá transformado- estará desordenado y lleno de cosas que no pertenecen allí.

Hay algunas cosas que hay que tener en cuenta  y recordar cuando se apilan materiales y cuando se los coloca en estantes, a fin de que no sobresalgan en los pasillos. Al apilar no hay que crear esquinas ciegas. Estas constituyen un peligro de accidentes de primera magnitud.

Muchas veces, al sacarse materiales de las pilas o de los estantes, hay que estar parado en los pasillos. En estos casos hay que estar atento al movimiento que tiene lugar alrededor.

Hay que tener cuidado de no dejar pequeños objetos en los pasillos, en los cuales un trabajador pueda resbalar y caerse.

Otro aspecto importante a considerar es la prevención de incendios. Materiales desordenados y dejados al descuido se transforman inmediatamente en una causa de incendios. Pero, asimismo, al apilarlos frente a los extintores se crea un peligro innecesario que no necesita explicación.

Cuando las carretillas, tanto movedizas como manuales, no se están usando deben ser dejadas en los lugares designados para este fin. Si se está conduciendo una carretilla motorizada es un pasillo de dos vías, hay que disminuir la velocidad al acercarse el otro vehículo y pasar lentamente a fin de evitar roce.

Todos tenemos que participar en el programa de “mantenimiento libre de pasillos”. Y recuerden, que “Si no se mueve no tiene que estar en el pasillo”.