lesiones-en-manos-munecas-dedos

PROTECCIÓN DE BRAZOS Y MANOS

Nuestras manos y brazos son muy importantes para cada uno de nosotros. Como resultado, están en “medio de la acción” cuando se trata de enfrentar un peligro. Los  brazos y manos están más expuestos a cortes, chuzones, raspaduras y exposición a productos químicos, que cualquier otra parte del cuerpo. Más de medio millón de trabajadores sufren heridas cada año en las manos y en los brazos. ¡Esto representa una cuarta parte de todos los accidentes ocupacionales! Para complicar las cosas, el antebrazo lleva una importante cantidad de sangre a través de grandes vasos que no están tan bien protegidos por músculos o huesos, como otras áreas.

Peligros para manos y brazos:

  • Cortes y chuzones – Causados por herramientas, máquinas y manejo de objetos cortantes.
  • Raspaduras y excoriaciones – Causadas por mover partes y manipular materiales rugosos.
  • Exposición térmica – Por frío o calor extremos, trabajo con calor.
  • Infecciones sanguíneas – Causadas por primeros auxilios, limpiar sangre o fluidos corporales.
  • Exposición química – Por trabajo con productos químicos.
  • Desórdenes por repetición de movimientos (i.e., síndrome del túnel carpiano) – Por uso de computadores y oficios con movimientos repetitivos.
  • Atascamiento – Causado por joyas y accesorios atrapados en el equipo de trabajo.

Soluciones de ingeniería y prácticas de trabajo:

  • Vigilancia de la maquinaria – Para evitar cortes, chuzones y raspaduras.
  • Rotación en el trabajo – Para evitar peligros por trabajo repetitivo.
  • Mantenimiento y limpieza – Respecto a productos químicos y amenazas por manipulación de sangre.
  • Diseño del lugar de trabajo – Para evitar el trabajo repetitivo y prevención de accidentes.

Equipo de protección personal:

  • Guantes – Unos guantes adecuados pueden proteger las manos de muchos peligros.
  • Manoplas y parches manuales – Posible solución para peligros térmicos.
  • Cubre-dedos – Ofrecen protección específica sin pérdida de destreza.
  • Mangas y cobertores de antebrazo – Protegen el antebrazo de cortes, chuzones y raspaduras.
  • Cremas – Ofrecen una barrera contra productos químicos y no limitan la destreza.