Seguridad con las Parrillas de Gas Propano

publicaciones C3 AGOSTO

Operar en forma segura su parrilla de gas propano. Las parrillas de gas propano al aire libre son muy populares. Miles de personas encienden sus parrillas cada día, para disfrutar de sus recetas favoritas. Esta actividad es segura, pero hay algunas precauciones que todos debemos considerar.

Información Puntual Propiedades del gas propano:

  • El propano es no tóxico, pero es extremadamente inflamable.
  • El propano es más pesado que el aire.
  • El propano es odorizado con un olor desagradable, para alertar a las personas sobre su presencia.
  • El vapor del propano no tiene color; no lo verá si es liberado!

Consejos de seguridad para la parrilla de gas:

  • Lea siempre el manual del usuario de su parrilla, antes de usarla.
  • NUNCA opere la parrilla dentro de la casa ó en el garaje.
  • Abra siempre la tapa de la parrilla antes de encenderla.
  • Mantenga la cabeza lejos del quemador de la parrilla, cuando la esté encendiendo.
  • Encienda el gas inmediatamente después de darle salida: nunca permita que el gas no encendido fluya por un período de tiempo largo.
  • NUNCA guarde cilindros extra de gas bajo la parrilla, porque pueden recalentarse y liberar gas.
  • Nunca almacene cilindros extra dentro de su casa ó garaje.
  • Cuando transporte cilindros, cerciórese siempre de que estén asegurados, de modo que no se muevan durante el transporte. Cuando sea posible, transpórtelos en un vehículo abierto, como una camioneta.
  • Revise siempre la conexión entre la manguera y el cilindro, para asegurarse de que no haya fugas.
  • Cierre siempre bien la válvula de salida del cilindro cuando no esté usando la parrilla.
  • Cuando los cilindros de gas no estén pegados de la parrilla, instale un tapón en la válvula de salida del tanque, en caso de que la válvula se abra accidentalmente.
  • Sólo permita que un técnico calificado preste mantenimiento a la parrilla.
  • NUNCA permita que los niños manejen la parrilla.
  • Mantenga un extinguidor A:B:C disponible para casos de emergencia.

 

Las parrillas de gas brindan diversión y son seguras cuando se usan apropiadamente. Sin embargo, pueden ser mortales si no se siguen unas simples medidas de seguridad.