Cables de Electricidad Elevados

publicaciones C3 AGOSTO

El propósito de esta charla es discutir los peligros de las líneas de transmisión de energía elevadas. Bajo condiciones normales, las líneas de transmisión de energía son seguras. Sin embargo, pueden ser fatales si no se les presta atención a sus potenciales peligros. Tareas simples, como podar los árboles ó realizar actividades recreativas pueden ser fatales, si no se toman las precauciones adecuadas.

Información Puntual Consejos de seguridad:

  • Nunca toque las líneas de energía con sus manos, palos, cañas u otros objetos.
  • Aléjese e informe sobre cualquier línea eléctrica que cuelgue hacia abajo, estéderribada ó cuyos postes estén en mal estado.
  • No asuma que las líneas eléctricas están aisladas para protegerlo de un choque eléctrico. La mayoría no lo están y ofrecen poca ó ninguna protección.
  • Si pierde el control de una escalera, tubería, antena u otro objeto que cae hacia los cables de la luz, déjelo caer y despeje el área.
  • Si algún objeto entra en contacto con una línea de energía, no lo toque – busque asistencia de la empresa proveedora de electricidad.
  • Nunca excave, a menos que todas las estructuras subterráneas, incluyendo líneas de energía, hayan sido localizadas.
  • Nunca pase por encima ó cerca de un cable caído. Mantenga una distancia de por lo menos 50 pies (15 m).
  • Nunca suba a un poste de la luz, ni lo utilice como soporte para una construcción.
  • Nunca instale antenas de televisión ó de banda civil en un lugar donde puedan caer sobre una línea de transmisión de energía.
  • Sea extremadamente cuidadoso cuando eleve escaleras, use protectores de piscina, eleve andamios ó lleve a cabo otras actividades de trabajo que lo puedan poner en contacto con líneas de energía.

Cierre

Las líneas de transmisión de energía están en todas partes y muchas personas subestiman el peligro que ellas representan. ¡Piense antes de actuar! No dude en llamar a la empresa prestadora del servicio de energía, si tiene preguntas ó hay algún problema. Una jugada equivocada puede ser desastrosa.